El retorno de un campeón

581 días después, Marc Márquez vuelve al primer cajón del podio de MotoGP en Sachsenring, circuito en el que ha conseguido once victorias consecutivas desde su llegada al campeonato de motociclismo.

“La verdad es que este es uno de los momentos más importantes y duros de mi carrera. Hoy yo sabía que tenía una oportunidad. No era fácil a nivel mental porque vengo de una situación difícil, con tres ceros seguidos, pero yo sabía que hoy era el día”, afirmaba el piloto de Cervera.

Con los sentimientos a flor de piel nos lo mostraba el propio piloto y su mecánico Santi Hernández, el cual afirmaba al terminar la carrera entre lágrimas que terminar en el podio hubiera sido como una victoria, pero que no se esperaban conseguir la primera plaza. “No nos esperábamos ganar, pero para nosotros haber terminado terceros habría sido una victoria”, afirmaba Santi.

La carrera comenzaba con Marc en la posición número 5 tras la clasificación de ayer sábado. Tras una breve entrevista realizada por Dazn a técnicos del equipo Honda, dejaban entender que el piloto no podría pelear por la victoria en este circuito debido a las condiciones de recuperación en las que todavía se encuentra, pero 30 vueltas después sucedía lo esperado desde hace tanto tiempo por todos: Márquez cruzando la meta en primera posición.

La carrera era declarada en seco a pesar del mal tiempo que cubría el circuito de Alemania. A las 14:00h se apagó el semáforo y los pilotos salieron. Al terminar la primera vuelta, Marc pasaba ya en primera posición, dejando claro así que pelearía todo lo posible. Conforme avanzaba la carrera, hemos podido ver cómo hondeaba la bandera blanca en pista, dando así permiso a los pilotos a cambiar su moto debido a las condiciones de lluvia que se esperaban hacia el final de carrera, pero ningún corredor decidió entrar, ya que la lluvia no terminó cayendo con fuerza.

Gracias a estas condiciones de casi lluvia, Marc Márquez conseguía alejarse del resto de pilotos, llegando a formar un vacío de casi dos segundos entre él y Miguel Oliveira, segundo clasificado del día. “Una pena para mí, pero no podría haber sitio mejor para Marc para demostrar que estaba ya al 100%. El momento clave ha sido cuando empezó a llover. Como sabemos, Marc tiene muy buenas condiciones de grip y ha sido cuando ha arriesgado”, afirmaba el piloto portugués.

Por su parte, el actual líder del campeonato Fabio Quartararo que terminaba en tercera posición decía: “este podio es oro, nunca había acabado una carrera aquí que no fuera en el top 10, así que en MotoGP una posición 3 es un sueño. Cuando he visto las gotas he pensado que tenía que atacar, pero adelantar aquí es muy difícil, y más si tienes delante una KTM o una Ducati. Cuando he atacado a Jack ha sido el momento de seguir subiendo. Noto que estoy dando pasos que me dan experiencia poco a poco. Estoy muy contento por Marc porque ya faltaba, y me gustaría aprender de un tío como él”.

Por otro lado, el poleman Zarco terminaba en octava posición y Aleix Espargaró séptimo, después de afirmar que no encuentra el agarre en su moto.

Así pues, finaliza una nueva carrera del mundial de motociclismo, dejando nuevas puntuaciones para los pilotos y la clasificación general:

El retorno de un campeón 2