El Saab que nunca fue

En estos largos días de confinamiento hemos tenido tiempo para repasar los coches que tenemos disponibles en el mercado, los que van a llegar y hemos llegado al punto de la nostalgia.

Dentro de ese punto existe un vacío que es la nostalgia de lo no vivido, el podría. Y nada mejor que ese podría que el Saab que vamos a ver a continuación. Los más veteranos del foro puede que ya lo conozcáis al igual que los fans de Saab que seguro que recuerdan a este modelo como lo que realmente podría haber sido el as bajo la manga y no el 9-5.

Por no hacer más larga la introducción, hoy os hablaré del Saab 9-3 Phoenix, el último Saab.

Ahora mismo te estarás diciendo, el último Saab fue el 9-5 y estás en lo correcto, el último que se podía comprar y que era la gran novedad de la marca en sus últimos días de vida era la gran berlina prima del Opel Insignia que tan bien funcionó en su primera generación.

Pero no, en este caso hablamos de un modelo que estuvo muy cerca de ver la luz del día pero por los motivos que todos sabemos se quedó en arcilla. Para empezar os pondré en situación. Ponte unas palomitas que esto es largo.

Rumores de compra y el boomerang que va…

¿Os acordáis de 2009? La crisis estaba en boca de todos y GM aún estaba en pleno proceso de recortes tras el golpe que se llevaron en 2008, os recomiendo ver este vídeo que es muy interesante para ver todo lo que ocurrió.

La cuestión es que en GM se tenía que recortar de inmediato ya que las pérdidas diarias eran espectaculares así que como podréis imaginar ocurrió lo siguiente:

Dancing Pallbearers Funeral Dancers GIF - DancingPallbearers ...
Exageración
  • Hummer echó el cierre en 2009, aunque ahora volverán como GMC
  • Saturn cerró en 2009
  • GM casi llegó a vender a Opel a Magna Steyr pero finalmente reculó… Hasta venderla al Grupo PSA en 2017.
  • Y Saab que es la que nos interesa tuvo algo más de movimiento.

En un principio fue Koenigsegg quien parecía que se iba a llevar la venta hasta que Victor Muller, propietario de Spyker, se llevó a Saab por un total de 74 millones de dólares junto con un préstamo del Banco Europeo de Inversiones de 566 millones.

El Saab que nunca fue 3
El propio Victor Muller bromeaba que para tener un 9-5 tuvo que comprar la compañía, este era su querido Saab

Manos a la obra

Todos de vuelta, toca ganar dinero y de inmediato. Para ello se reinicia la producción del 9-5 y empiezan las llamadas para hacer de nuevo a Saab una gran compañía rentable.

Los primeros acuerdos llegan de mano de Alemania, y es que gracias a BMW tendrían nuevos motores con los que alimentar su gama, aquí va a copia de la noticia.

BMW suministrará motores al fabricante sueco Saab Automobile a partir de 2012. Además, en el comunicado oficial proporcionado por Spyker Cars se dice que BMW proveerá a Saab Automobile de motores turbo de gasolina de 4 cilindros, que serán adaptados para satisfacer los requerimientos específicos los nuevos modelos. BMW y Saab han decidido que no facilitarán detalles económicos sobre el acuerdo de suministro de motores, y tampoco precisarán cuántas unidades entregará la compañía alemana a la compañía sueca, aunque sí sabemos que los motores incluidos en el contrato incluyen avances tecnológicos como el sistema Start & Stop, y que los propulsores se fabricarán en la planta de BMW en Hams Hall (Reino Unido).

¿Pinta bien la cosa verdad? Los motores no lo son todo, y Saab en su más puro estilo Sueco presentaron su nuevo sistema de infoentretenimiento llamado IQON, aquí os dejo el vídeo promocional.

En este sistema ya se tenía en cuenta la posibilidad de contar con una tienda de aplicaciones ya que estaba basado en Android, insisto, 2011. Polestar en 2018 ya empezó a basar sus sistemas de infoentretenimiento con la plataforma Android y BMW hasta hace cuatro días no tenía ni compatibilidad con Android Auto.

El sistema tenía muy buena pinta y si no fuera por el diseño de los iconos parece más funcional que el de algunas marcas en la actualidad

El Saab 9-5 era un modelo nuevo, basado en la plataforma Epsilon II de GM. Tocaba hacer nuevos modelos y para ello había que llamar a un nuevo diseñador que diera una imagen espectacular al ave phoenix de la marca.

Entra en la sala Jason Castriota

Si tienes unos buenos conocimientos del mundo de la automoción este nombre no te sonará a Chino. Castriota estuvo trabajando 8 años en Pinifarina donde estuvo trabajando en proyectos como el Ferrari 599 GTB o el Maserati Gran Turismo que aún tenemos por las calles.

Su gran obra maestra fue el Ferrari P4/5, un modelo único, literalmente, del que sólo se realizó una unidad.

Ferrari P4/5 foto

Seamos honestos, este hombre no tenía un mal currículum, y fue por eso por lo que lo ficharon para empezar a trabajar en el futuro de Saab.

Jason cuando llegó hizo el ejercicio al que estamos acostumbrados cuando una marca cambia de línea de diseño. Un concept car espectacular que nos adelanta las líneas de los modelos que están por venir y es ahí donde conocemos al Saab Phoenix.

Revelado en el Salón del Automóvil de Ginebra cuando por aquel entonces se podía ir a los eventos de este tipo. En el mismo vídeo, Jason nos dice claramente que lo que vemos en el concept, lo terminaremos viendo en los modelos de producción, sabía de lo que hablaba. Aunque lo triste del vídeo es el final, donde termina afirmando que muy pronto lo veríamos en las calles.

Saab Strategy

El roadmap estaba trazado, tocaba empezar por uno de los modelos más longevos dentro de la gama de Saab, el 9-3. Y no era moco de pavo, el 9-3 es un coche muy importante que acumulaba un gran porcentaje de las ventas de la marca, así que tenían que jugar bien sus cartas.

El Saab que nunca fue 10
Las ventas del Saab 9-3 quedaban muy por debajo de modelos como el Audi A4 o BMW Serie 3, era el momento de cambiar.

El hijo pródigo

El modelo del que vamos a hablar es el que terminó siendo el último que veríamos de Saab, el 9-3 Phoenix. Con el cronómetro en marcha puesto, el equipo tenía un total de dos años para realizar todo el proyecto, pocos fabricantes consiguen este hito pero se ponen manos a la obra.

Lo primero que conocemos del modelo es lo siguiente:

  • Estaría basado sobre una nueva plataforma que emplearían en los futuros modelos llamada Phoeni-X
  • El diseño optaría un estilo tipo hatchback al más puro estilo Saab como el 9000
  • Se optaría por la electrificación, no completa pero sí para una versión AWD. Recordad que estamos en 2011 y esta gente ya estaba pensando en la hibridación
  • Las dimensiones estarían entre un Serie 3 y un Serie 3 Touring (1.45m de alto y 4.69m de largo)

Con esas bases empieza el modelado en 3D del modelo, todas las fotos e información que vienen a continuación son cortesía de Saab United y su incríble investigación sobre el modelo.

Los renders que váis a ver a continuación muestran un diseño espectacular que probablemente habría funcionado muy bien de llegar al mercado.

El Saab que nunca fue 12
El Saab que nunca fue 13
El Saab que nunca fue 14
El Saab que nunca fue 15
El Saab que nunca fue 16

Sinceramente creo que es uno de los coches más bonitos que he visto en mucho tiempo y resulta que debido a los recortes sólo estaría disponible en dos acabados:

  • Vector (Contaría con llantas de 18 pulgadas y sería la versión más económica)
  • Aero (Versión tope de gama que podría montar hasta 20 pulgadas de llanta)
Rear Fender Development  - Copyright Jason Castriota Design
Octubre de 2011, terminando las maquetas del diseño a escala 1:1Illustration for article titled This Would Have Been The New Saab 9-3 Phoenix
El Saab que nunca fue 17

Terminados los modelos de arcilla en 2012 se hacen las primeras muestras del modelo en eventos privados realizados por la marca. Según el propio Jason Castriota, podría haber debutado en el Salón de Ginebra en 2012 pero no habría llegado a la venta hasta 2014.

La mecánica que se iba a emplear finalmente se aclara, siendo 1.6 litros turboalimentado de origen BMW. Este motor es el que se conoce internamente como N47 con una potencia que estaría sobre los 200 CV de potencia. Aquí ya empezamos a ver los serios problemas a los que se enfrentaba Saab. Dos acabados, pocas mecánicas, recortes de tiempo…

Antes de pasar al tema donde ya se empezó a estropear todo os dejo una foto de baja calidad que muestra el modelo final en uno de esos eventos junto con renders mostrando como podría haber sido el 9-1 y la reencarnación del Sonet.

El Saab que nunca fue 18
saab5
saab4
saab8
saab7
saab6

Todo salta por los aires

Ponerse en marcha tras salir de una bancarrota y con una gama muy complicada no era tarea sencilla para Saab, con el 9-5 sin despegar en el mercado y el 9-3 obsoleto no lograron sacar algo que Saab necesitaba de inmediato. Dinero.

En busca de obtener algo de financiación Saab se pone a buscar inversores para poder mantenerse a flote y poder sacar a la luz su nuevo proyecto estrella que a ojos de los empleados iba a ser la salvación de la marca.

Desde China llegó la posibilidad de comprar la compañía a Spyker por una suma de 100 millones de dólares pero GM, que todavía tenía un porcentaje del accionariado y varios modelos de Saab como el flamante 9-5, contaban con tecnología de General Motors, y estos lo último que querían era que su tecnología acabase en manos Chinas. Solución, bloquear la venta.

En diciembre de 2011, Saab entra en bancarrota de nuevo.

Y te estarás preguntando, ¿Cómo enseñaban el 9-3 en 2012 si estaban en bancarrota?

En 2012 los restos de Saab fueron adquiridos por un consorcio con capital de la japonesa Sun Investment y de la compañía china National Modern Energy Holdings pasando a ser NEVS (National Electric Vehicle Sweden AB)

GM retiró los derechos del 9-5 y 9-4X así que no podían seguir fabricando dichos modelos y Saab AB no les concedió la licencia del nombre así que tampoco podrían llamarse Saab de forma permanente, sólo hasta 2014 cuando empezaron a llamarse NEVS.

¿Y todo el proyecto Phoenix?

Tras mostrar el 9-3 Phoenix a los inversores y tratar de convencerlos de sacarlo a producción era todo demasiado complicado. La colaboración con BMW, los tiempos de desarrollo. Y en NEVS estaban más interesados por sacar algo ya probado electrificado que algo por desarrollar que costaría aún más millones.

Castriota y su equipo estuvieron 8 meses sin cobrar por la situación económica y la cosa no mejoraba para ellos. NEVS entonces decidió convertir el 9-3 ya con más de 10 años en el mercado en un eléctrico y empezar a comercializarlo.

Pese a todo, en la actualidad, 7 años después de la revelación de toda la información por parte de Jason Castriota el Phoenix podría ver la luz del día en formato NEVS. Y es que estos tampoco han parado quietos y han ido creciendo despacio.

Hace unos meses salieron a la luz varias fotos de los modelos en los que está trabajando NEVS, uno de ellos un SUV que filtramos desde la oficina de patentes y parece que la berlina en la que trabajan hereda muchas ideas del diseño de Castriota.

NEVS Midsize Fastback
Midside NEVS fastback
NEVS L 113 Compact SUV

¿Y qué fue de Jason Castriota?

Obviamente este hombre se marchó tras haber hecho en mi opinión un trabajazo y fue jugando al ping pong con algunas compañías hasta terminar en Ford. Y no en un mal puesto.

De hecho, este señor ha estado muy involucrado en el desarrollo del Ford Mustang Mach-E, un coche odiado por muchos y adorado por otros (yo).

Aquí os dejo un vídeo donde lo vemos muy feliz hablando del nuevo Mustang, así también matamos un pájaro de un tiro y lo veis

… Y el boomerang que vuelve

Si en el principio he dicho que Koenigsegg quería quedarse con Saab pero no se llevaron la tarta, en 2019 fue NEVS la que se quedó con un 20% de la marca de superdeportivos para desarrollar coches eléctricos y permitir a koenigsegg usar la planta de Trollhättan, la casa de Saab.

Este 20% a NEVS le costó 150 millones de dólares, así que como digo muchas veces. Ni tan mal.

FIN

Espero que os haya gustado el post, ha sido un poco largo, quizás podría haber estado mejor, pero tenía ganas de hablar de este modelo y he dicho, palante.

Por último, agradecer a Saab-United por la cantidad de información que publicaron sobre el modelo, un trabajo de investigación espectacular.