Fiat 500 Berlina 87 kW (118 CV) | Prueba

Nada más echar a rodar, lo primero que llama la atención del Fiat 500 es la suavidad y finura con las que circula, que son muy superiores a las del modelo anterior. El aislamiento de las vibraciones que produce el contacto de los neumáticos con el suelo está mucho más trabajado y en general, se percibe que es un coche más refinado.

Con el paso de los kilómetros, también se aprecia que se trata de un coche notablemente más estable, preciso y agradable de conducir. El modelo previo (que aún está a la venta) es un vehículo con un buen desempeño en ciudad y alrededores, pero con unas reacciones poco precisas en algunas situaciones y con un tacto «de coche pequeño» en autopista. El modelo nuevo es igual de bueno en el ámbito urbano, pero además permite salir a la carretera con más garantías porque tiene una estabilidad lineal mucho mejor y sus reacciones ante maniobras bruscas son las propias de un vehículo de mayor tamaño (vídeo de la maniobra de esquiva).


Noticia: https://www.km77.com/coches/fiat/500/2021/3-puertas/informacion/fiat-500-2021-impresiones-de-conduccion


[iframe width=»100%» height=»600″ src=»https://www.km77.com/coches/fiat/500/2021/3-puertas/informacion/fiat-500-2021-impresiones-de-conduccion»]


Fuente: https://www.km77.com/