Los híbridos auto recargables o cómo llamar la atención con algo básico

En las últimas semanas semanas tanto Lexus como Toyota han hecho una fuerte campaña de sus nuevos modelos como el UX o los Corolla y RAV4 respectivamente donde destacan las ventajas de tener un vehículo híbrido y nos destacan que sus modelos son auto recargables, pero cualquiera que sepa un mínimo, esto es algo que es de todo menos nuevo.

Comenzando con las bases

Para explicar el sistema de un vehículo híbrido no me voy a complicar demasiado y voy a delegar en un vídeo de la propia Toyota donde se explica todo y luego entraré en la parte de auto recargable.

¿Ya has terminado de verlo? Excelente. Me voy a centrar en la parte del freno regenerativo, algo que ya no solo es importante en los híbridos si no que en los eléctricos es aún más fundamental.

En esencia el sistema funciona como la dinamo de una bicicleta, cuando te encuentras en un descenso o en circulando por la ciudad, cuando sueltas el pedal del acelerador, el coche comienza a retener energía y esta se almacena de nuevo en las baterías, de esta manera conseguimos dos grandes ventajas. La primera que evidentemente, estamos recuperando energía eléctrica sin hacer nada y la segunda que no tenemos que frenar, lo que implica un menor gasto de pastillas y por consiguiente, un menor gasto de los discos de freno que podéis conseguir aquí, en recambioscoche.es.

En algunos coches como por ejemplo el nuevo Audi E-tron Quattro o cualquier Tesla, nos permiten regular la agresividad de la retención de energía, cuanto mayor sea ésta, mayor será la recuperación de energía, pero mayor será la frenada.

Para entretener un poco más el artículo os comparto el vídeo de Carwow donde Matt Watson nos explica cuánto podrían llegar a recuperar descendiendo por una carretera de EEUU.

Y entonces estarás preguntándote, entonces, ¿Esta chorrada es lo de que sea un vehículo auto recargable? Sí y además tiene un par de trucos más.

Los vehículos híbridos de ambas marcas (Toyota y Lexus) tienen un sistema convencional con unas baterías de una autonomía bastante corta, de aproximadamente 4 kilómetros. Pobre en comparación a los híbridos enchufables que suelen estar alrededor de los 50 km de autonomía. Por tanto, recuperar 4 kilómetros de autonomía en ciudad es muy sencillo, casi es una conducción a un solo pedal sin apenas tener que usar el pedal de frenado.

El segundo truco reside en que el propio motor de combustión puede funcionar como generador, por tanto, en caso de no recargar las baterías mediante el sistema de frenado regenerativo, se puede recuperar autonomía con el motor de combustión.

Así que aquí está el truco, sí, los coches de Toyota y Lexus son auto recargables, pero también lo son los demás.

Deja una respuesta