Maverick Viñales rumbo Aprilia en 2022

Los rumores que venían sobrevolando el box de la marca japonesa parece que se esclarecen: Maverick Viñales ha pedido al equipo rescindir el contrato que los une hasta 2022. Muy descontento con el trato recibido, la única fábrica que tiene vacante un hueco en su equipo es Aprilia, que parece que le recibiría con los brazos abiertos.

El malestar de Maverick Viñales con Yamaha viene de lejos. Hartos, insatisfechos y decepcionados el uno del otro desde hace tiempo, el detonante final fue el Gran Premio de Alemania, en el que el piloto catalán acabó último y cargó duramente contra su equipo, al que acusó de no respetarle como piloto oficial y tratarle poco más que como un piloto de pruebas. Lógicamente, unas palabras que no sentaron nada bien en la sede de Iwata. Lejos de ser un calentón pasajero, llevó las duras críticas hasta Assen, donde a pesar de todo ha quedado segundo tras un muy buen fin de semana.

“No he entrado al box de milagro, porque de verdad que era una vergüenza. Cada día les digo lo mismo, el problema que hay en la moto. Cada día les repito lo mismo durante tres años seguidos. Esperemos que se resuelva pronto”, dijo ante Izaskun Ruiz.

El viernes, tras los entrenamientos libres, Maverick Viñales no comparecía ante los medios de comunicación; y era ahí dónde se estaba fraguando un divorcio que le llevará a dejar de forma abrupta Yamaha, tras cinco temporadas instalado en una montaña rusa de resultados. En lo que parecen estar de acuerdo tanto Viñales como Yamaha es en la salida del piloto español a finales de 2021. 

En Yamaha, por su parte, tienen las espaldas cubiertas en el box oficial, el del Monster Energy, gracias a la buena temporada que está llevando a cabo Fabio Quartararo, y ven a día de hoy en el piloto de Roses más un problema que una esperanza de buenos resultados. En el seno del equipo no gustaron las declaraciones de su piloto después de acabar último la carrera de Sachsenring, están cansados de tanto cambio en su parte del box (va por el tercer jefe de mecánicos) y se ahorrarán mucho dinero con su salida, porque el fijo de Maverick se acerca a las dos cifras por temporada. Ahora un claro referente es la figura de Fabio Quartararo, y la plaza que deja el español podría cubrirla Franco Morbidelli. El siguiente movimiento que se espera de Yamaha es que lleguen dos nuevos pilotos al Petronas. Hay varios candidatos de Moto2, como Vierge, Dixon o Roberts y, procedente de las SBK, el turco Toprak Razgatlioglu.

En cuanto a Maverick Viñales, todo apunta a que en 2022 competirá con los colores de Aprilia. Apenas quedan huecos en MotoGP, la fábrica italiana no tienen intención de seguir con Lorenzo Savadori y la RS-GP ha demostrado este año que ya no es la cenicienta de la categoría. Con Aleix Espargaró se ha mostrado muy competitiva y la llegada al box de Viñales sería el espaldarazo definitivo para el proyecto de Noale. Aleix y Maverick se reencontrarían en un box después de las dos temporadas que pasaron juntos en Suzuki en 2015 y 2016.

“No puedo confirmar que esté firmado. No tengo esa información, puede ser, pero sí está muy cerca de que le veamos subido con una aprilia como compañero de Aleix Espargaró. Es un proyecto joven y tampoco hay que descartar que sea un gran paso para Aprilia y para él. Un beneficio para todas las partes porque el ambiente está enrarecido”, apuntilló Ricard Jové. Minutos antes de la carrera, Massimo Rivola, CEO de Aprilia, confirmó la noticia adelantada.

“Todavía no hemos hablado con Maverick Viñales. Estamos a la espera de saber si queda liberado o no de Yamaha. Si queda liberado, hablaremos inmediatamente”. “Estamos interesados, pero no pagaríamos ninguna penalización por sacar a Maverick de Yamaha”.