Satán es mi señor, y el Dodge Charger SRT Hellcat Widebody es su infernal montura

Hay que reconocerle el mérito a Dodge. Han mantenido vivo un coche como el Dodge Charger, construido sobre la plataforma modificada del Mercedes Clase E W210 – sí, el sucesor del W124 – y lo han convertido en el que posiblemente es el único verdadero muscle car actualmente a la venta. Porque sólo los Dodge Charger y Dodge Challenger son auténticos muscle cars: grandes, pesados, poco prácticos y sobre todo, muy políticamente incorrectos. Sus versiones Hellcat son la guinda de este cóctel explosivo, que ahora ha sido aderezado en el caso de los Charger con una nueva versión Widebody de carrocería ancha. Satán es mi señor, y el Dodge Charger SRT Hellcat Widebody es su infernal montura.

Noticia: https://www.diariomotor.com/altas-prestaciones/dodge-charger-srt-hellcat-widebody/



Fuente: https://www.diariomotor.com/altas-prestaciones/

Deja una respuesta