Škoda Octavia 1.0 TSI mHEV 110 CV DSG | Prueba

He probado la versión 1.0 TSI mHEV 110 CV DSG, la menos potente de la gama Škoda Octavia. Siendo razonables, lo normal es que no se eche en falta más aceleración, excepto en situaciones puntuales, como al adelantar en carreteras que dan pocas oportunidades para ello. Para acceder al siguiente escalón de potencia (versión 1.5 TSI de 150 CV) hay que pagar unos 1500 euros. Pagar ese dinero puede compensar a quien suela viajar muy cargado y a quien le guste sentir una respuesta contundente al pisar el acelerador. Quien sea más bien tranquilo, irá a gusto con este Octavia de 110 CV.

Necesita 4,7 segundos para acelerar de 40 a 80 km/h y 7,9 s para hacerlo de 80 a 120 km/h. Son buenas cifras para la masa y la potencia del vehículo. La unidad de prueba pesó 1380 kilogramos sin conductor y con el depósito de carburante lleno (distribución delante/detrás: 57/43 %; el volumen del depósito es de 45 litros).


Noticia: https://www.km77.com/coches/skoda/octavia/2020/berlina/informacion/skoda-octavia-2020-impresiones-de-conduccion


[iframe width=»100%» height=»600″ src=»https://www.km77.com/coches/skoda/octavia/2020/berlina/informacion/skoda-octavia-2020-impresiones-de-conduccion»]


Fuente: https://www.km77.com/