Toyota Yaris (2020) | Impresiones de conducción

El Toyota Yaris 2020 es considerablemente más cómodo y rápido que el modelo previo. Se siente un coche mucho más sólido, estable y seguro. El Yaris de la anterior generación era muy bueno para uso en ciudad, pero no tanto en carretera. Con este coche ya no ocurre lo mismo y se puede afrontar un viaje con más solvencia en los adelantamientos y, sobre todo, con un confort que se aproxima más al de un Corolla que al del Yaris previo. El motor híbrido da más empuje y responde antes al acelerador, la suspensión es más suave pero, a la vez, más eficaz en curvas, y el aislamiento ha mejorado, principalmente porque el motor de gasolina se oye menos aun cuando funciona a alto régimen.

En el trayecto de pruebas de la presentación, que combinaba ciudad, autovía y carretera de doble sentido con muchas curvas y tráfico al que adelantar, la impresión general que me llevo del Yaris es muy buena. Todo el coche se siente como si fuese un pequeño bloque más compacto, que se inclina menos en los apoyos fuertes, que no se descompone al pisar juntas de dilatación en las curvas rápidas de autovía y que filtra lo necesario para que el conductor sienta bien la carretera sin sufrir incomodidades ni percibir, innecesariamente, el mal estado del firme. Esto se debe a que el trabajo de la amortiguación es muy bueno y hace que parezca que se conduce un coche más grande y con más consistencia que antes. Otra sensación que se tiene, por cómo se mueve, es la de que es un coche más ancho y más bajo.


Noticia: https://www.km77.com/coches/toyota/yaris/2020/5-puertas/informacion/toyota-yaris-2020-impresiones-de-conduccion



Fuente: https://www.km77.com/


Toyota Yaris (2020) | Impresiones de conducción 2