Viaje al pasado – Prueba Opel Cabrio

Repasando antiguos hilos y haciendo tareas de mantenimiento me he encontrado con el hilo de Nuestras reviews de coches que cuenta con auténticas joyas como esta prueba de @javipokeer al que le mando un saludo y que espero que esté llevando bien el confinamiento.

Si veo que funciona seguiré subiendo porque hay pruebas que están muy bien que merecen salir en portada. Dicho esto, le doy la palabra al Javi de 2013.


Prueba

¡Hola a todos! Tuve la inmensa suerte de probar, durante una semana, el coche que vais a ver a continuación. ¿El motivo? Aunque suene raro y penséis que “nunca toca”, gané un concurso en Facebook. Me alargaría explicando cómo fue, pero lo importante es el propio coche. Me hace mucha ilusión escribir cómo fueron esos días a manos de este `cochazo´, no solo por lo bonito que es o por la tecnología que ofrece, sino por el hecho de que se me realizó un sueño: “tener la oportunidad de probar un coche, durante una semana, de mi marca favorita”.

Nuestras reviews de coches 32
Nuestras reviews de coches 33

No creo que haga falta carta de presentación, pero os comento qué modelo de la gama es. El motor que montaba es el conocido 2.0 CDTI de 165 cv., en este caso automático. Lo gracioso, es que no había conducido ninguno anteriormente, luego mi sorpresa al recibir las llaves e introducirme en él, fue mayor. Tenía unos 6900 km cuando le recogí en las oficinas de Opel y le hice alrededor de unos 1000-1200 km. El acabado como muchos sabréis, es el ‘Excellence’, en este caso con prácticamente todos los extras incorporados (esta unidad, es indudablemente una unidad de prensa).

Exterior

No creo que tenga que decir mucho en este apartado, porque las imágenes lo dicen todo. Es un coche que llama la atención allá por donde pasa; tanto, que uno de los días pude conducir por la gran vía y cuando paré 2 minutos para hacer las fotos, bastante gente se acercaba a hacer lo mismo. En el caso concreto de esta unidad, viene ayudado por las llantas impresionantes de 20”, que a mi juicio, son muy bonitas.

En fotos disimula muy bien la longitud total del coche, pero es que en persona, he tenido esa misma sensación. De hecho, nosotros en casa tenemos un Opel Vectra C y poniéndolos al lado, me parecía más grande el Vectra que el Cabrio (según la ficha, el Vectra mide 4,59 m. por 4,70 m.). La parrilla y el diseño diferenciado del frontal, le confiere ese toque deportivo y a su vez elegante, que llama tanto la atención y lo diferencia del resto de la gama Astra.

El aspecto de la capota es impecable. Como sabéis, presenta una capota de lona (con sus pros y sus contras) a poder elegir en distintas combinaciones de color. Según la marca, el proveedor que colabora en la fabricación de la capota es común a las marcas premium que comercializan descapotables. Puede quitarse hasta una velocidad de 50 km/h y tarda entre unos 15-20 segundos en terminar la maniobra.

Nuestras reviews de coches 41

Por último, resaltar la calidad de las ópticas Bixenon (AFL) de Opel. ¿Qué decir? Las probé en carretera de montaña de noche (sin otro tipo de iluminación), en ciudad, en autopista y en carretera convencional. Los faros adecuaban su haz de luz dependiendo de las condiciones, alumbrando de forma sobresaliente. ¿Pegas? Presentaba la desconexión de luces largas cuando detectaba que venía un coche por el carril contrario (gracias a la evolución de la Cámara Opel EYE que tenía la unidad) pero no siempre las desconectaba con antelación.

Interior

Lo podemos resumir en tres palabras, “típico de Opel”, con sus pros y sus contras. En cuanto a las cosas buenas, podemos decir que la calidad es de alto nivel, presentando un revestimiento de cuero en el salpicadero muy agradable al tacto y a la vista. En puertas, presenta un mullido tipo Insignia y en las zonas más alejadas a la vista, todo es duro, pero presenta mejor aspecto que por ejemplo nuestro Opel Vectra C. Luego está la consola con tantos botones, pero si te haces al manejo, no es tan aparatoso.

En el caso de esta unidad, presentaba los asientos multirregulables eléctricamente de cuero, calefactables y ventilados. Todas las personas que se sentaron (me incluyo), íbamos muy cómodos y no era difícil encontrar una buena postura. El volante era regulable en altura (no supe si también se podía regular en profundidad) y presentaba los distintos botones del equipo de música, así como de los distintos gadgets que os enumeraré posteriormente. Otras cosas positivas, son la incorporación del freno de mano eléctrico (de serie), el sistema de acercamiento del cinturón que a todo el mundo le impresionaba (en opción, pero lo presentaba) y el desplazamiento automático de los asientos, cuando queremos acceder a las plazas traseras (en opción, pero también lo presentaba).

Otra cosa que no me ha convencido, ha sido la inclinación tan acusada del pilar A, que hacía que personas tan altas como yo (1,85 metros), tuviéramos una visión reducida en algunos casos.
Decir también, que presentaba dos plazas traseras que eran cómodas para personas de hasta 1,80 metros. A partir de esa altura, las piernas rozaban prácticamente con el asiento delantero.

Motor

Presenta el conocido motor diésel 2.0 CDTI en su variante de 165 caballos, en este caso con la caja de cambios automática de 6 velocidades. Como he dicho al principio, nunca había conducido un coche automático, luego era una nueva experiencia para mí.

Nuestras reviews de coches 50

Pongo en marcha el motor, acostumbrado a los motores diésel de Opel y no me sorprende el sonido que presenta al ralentí. Se deja sentir, sobre todo en frío y luego en fuertes aceleraciones. Una vez coge temperatura y a velocidades elevadas (pero legales), la rumorosidad disminuye y no se oye nada del motor; si acaso, oímos los típicos ruidos de rodadura (elevados por las impresionantes llantas). De todos modos, como a mí no me desagrada el sonido “tractoril”, lo dicho anteriormente no era un inconveniente.

Ya en marcha y con la D, la respuesta del motor y la transición entre marchas es muy suave. Cuando aceleramos a tope, como es obvio, la caja de cambios reduce un par de ellas para conseguir la máxima respuesta. No va mal, pero reconozco que esperaba algo más. Es verdad que tiene varios factores en contra: peso elevado, caja automática de convertidor de par, entre otros. Si no hubiera sido por el gran empuje que aparece a partir de las 1.800-2000 r.p.m. (gracias a los 350 Nm de par), parecería tener menos caballos de los que dice tener. Por tanto, me ha gustado el empuje del motor y también el modo secuencial de la caja de cambios. Me ha parecido más rápido de lo pensado en un principio (faltaban las levas al volante); de hecho, la mayoría de veces, prefería llevarlo en dicho modo para aprovechar todo el potencial del motor.

En cuanto a los consumos, podemos hacer dos comentarios, siempre con el climatizador (si iba con la capota). Por un lado, cuando realizamos una conducción tranquila con alguna aceleración fuerte puntual y cuando realizamos una conducción más agresiva (como la que hice al subir un puerto de montaña, a tope y sin ser sensible con el acelerador). En el primer caso, es muy fácil lograr la cifra oficial. De hecho, no lo conseguí (estuve cerca a juzgar por la foto) debido a unas pequeñas retenciones que sufrí en los Ángeles de San Rafael (Segovia) y a las posteriores aceleraciones en el puerto de los leones. En el segundo caso, el consumo que presentó era elevado. Por una parte podemos decir que es normal, puesto que iba con el acelerador a tope en casi todo momento. De todos modos, me pareció más elevado de lo que podría ser habitual en este tipo de motor (podría ser ayudado por los enormes rodillos, el elevado peso del coche y la caja automática, que en la mayoría de casos añade algún litro extra).

Nuestras reviews de coches 52

Manejo

Me ha parecido que la dirección tenía una buena puesta a punto, suave y a la vez bastante directa. Supongo que a todo ello, ayudará la suspensión “HiperStrut” que proviene de los OPC. En general, presenta una estabilidad elevada en todo tipo de condiciones, con un aplomo que aporta confianza (el compromiso estabilidad-comodidad estaba muy logrado). Llegaban las curvas y no había nada que objetar, puesto que se agarraba muy bien y la única limitación, es el elevado peso que hacía que se fuera un poco de morro. Aun así, me quedé impresionado de cómo iba este coche con esa longitud y ese peso (y eso que no tenía el chasis Flex Ride opcional, una pena).
Como opciones, esta unidad presentaba la cámara Opel EYE, que nos muestra las señales de la carretera y nos facilita la información de la carretera en todo momento. Además, este sistema llevaba aparejado el sistema de cambio involuntario de carril, que pitaba cuando pisamos las líneas del carril (siendo sinceros, prefiero vibración en el volante o asiento), llevaba también la detección de objetos en el ángulo muerto (muy útil) y la alerta de colisión con el vehículo de delante (creo que no, pero no comprobé si frenaba al vehículo en alguna determinada condición).

Nuestras reviews de coches 53

También presentaba la cámara trasera (opcional pero presente), para realizar las maniobras de aparcamiento. Me ha gustado, por su utilidad evidente, pero la calidad de la imagen no era muy elevada que digamos.

Conclusiones

En primer lugar, espero no haberme dejado ninguna sensación por contar. Resulta difícil resumir en estas líneas todo lo vivido con este coche durante la semana que lo tuve. Siento, por otro lado, el tostón que he escrito, pero quería transmitir lo mucho que disfruté con él.
Está claro que no es un coche que me compraría, puesto que soy un estudiante soltero viviendo en casa de sus padres, que no necesita un coche tan grande. Además, el hecho de ser un descapotable de lona tan llamativo, lo hace muy susceptible de sufrir todo tipo de actos vandálicos (lo pasé muy mal dejándolo aparcado en muchas zonas). Es un coche “capricho” aunque a un precio no tan elevado para lo que ofrece, es para tenerlo en una plaza de garaje y ser muy cuidadosos con él. Si tuviera que elegir un motor de la gama, sería este o el gasolina 1.6 SIDI, pero siempre con cambio manual.

Deja una respuesta